Trabajadora de una morgue reveló los instantes más extraños que ha vivido junto a los cadáveres

Trabajadora de una morgue reveló los instantes más extraños que ha vivido junto a los cadáveres

La madre de cuatro hijos trabaja en una morgue en un hospital del NHS en el noroeste de Inglaterra, y parte de su trabajo es preparar los cuerpos como los familiares en duelo lo consideren adecuado, pero algunos tienen algunas solicitudes muy particulares.

Ahora Kate está lanzando un nuevo libro, Sorry for Your Loss, que detalla todas las cosas extrañas que los familiares en duelo piden cuando se enfrentan a la muerte de un familiar, amigo o pareja.

Un hombre llamado Brian, dijo, le pidió que le quitara un piercing en un “lugar privado” a su pareja, le dijo a The Sun.

Ella dijo: “Brian no estaba esperando. Quería que entrara y me hiciera ese piercing ahora y se lo diera de inmediato”.

“No iba a faltarle el respeto a Kerry mirando allí ” .

Luego compartió que Brian quería que su pareja fallecida fuera enterrada con un atuendo inusual.

“Él empujó una bolsa de por vida en el escritorio y dijo: ‘¿Puedes vestirla con eso entonces?’”, dijo.

“Dentro había un mono negro, una máscara, orejas de gato y medias de rejilla.

“Si alguien quiere traer un atuendo que los haga sentir mejor sabiendo que su madre tiene su blusa favorita o lo que sea, lo haremos. ¿Pero esto? No”.

Kate también tuvo una serie de revelaciones impactantes durante su tiempo en el depósito de cadáveres, incluido el descubrimiento de aventuras extramatrimoniales.

Cuando Rachel entró para visitar el cuerpo de su esposo Joe, Kate se sorprendió cuando su reacción inicial fue golpearlo repetidamente.

Rachel finalmente reveló: “Solo vine a golpearlo”.

Cuando Rachel descubrió que su marido había muerto, también recibió el duro golpe de enterarse de que él la había estado traicionando durante años con otra mujer, María, a sus espaldas mientras se sometía a un tratamiento de fertilidad para tener a su hijo de dos años.

Incluso había tenido otro hijo sin que Rachel lo supiera.

Kate dijo: “Sentí mucha pena por la verdadera esposa cuando entró.

“Era una mujer pequeña y completamente rota. La llevé a verlo y le pregunté si quería que me quedara.

“Sin una palabra, se acercó a su esposo, lo miró fijamente durante mucho tiempo, luego comenzó a golpear y golpear.

“Estaba tan herida y ¿por qué no iba a estarlo? Su vida había sido una red de mentiras durante años y se le negó la oportunidad de hacer las preguntas que deben haber estado pululando en su cabeza”.

Pero no todo son asuntos sórdidos: Kate también ve conmovedoras demostraciones de amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *