Cortaban cuerdas vocales de los perros, lo que encontraron en criadero clandestino

Cortaban cuerdas vocales de los perros, lo que encontraron en criadero clandestino

Las autoridades judiciales de Argentina ordenaron el allanamiento de un viejo galpón en Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, en donde encontraron más de 100 perros en terribles condiciones físicas y nutricionales.

Desde hace dos meses comenzaron a circular en las redes sociales señalamientos en contra de Pablo Goñi, encargado del criadero. Poco después, hubo una decena de denuncias penales, respecto a venta de perros Dachshund (conocidos como salchichas) enfermos.

“Hace un mes y medio hice la denuncia a la Fiscalía 6 de Lomas de Zamora, adonde llevé fotos y videos tomados con nuestros drones, no dejando duda alguna sobre la situación lamentable de esos perros que subsisten en un criadero clandestino”, describe el panorama Fernando Pieroni, activista por el derecho de los animales.

La Dirección Distrital de Investigaciones se dirigió al lugar junto a la Fiscalía N°6. En tal sentido, ingresaron al galpón, en donde encontraron a los animales enjaulados en malas condiciones y herramientas quirúrgicas.

LOS PERROS ERAN MALTRATADOS

Pieroni relató que se hizo una investigación minuciosa, la cual determinó que los perros estaba “en jaulas parecidas a gallineros”. También les daban “alimento para engordarlos antes de los 40 días, a fin de poder venderlos cuanto antes”.

“Comprobamos que Goñi, el responsable del lugar, acelera los partos para vender más rápido los cachorros, además de practicarles operaciones para extraerles las cuerdas vocales, realizadas por veterinarios también ilegales”, denunció Pieroni.

El activista aseguró que se hará cargo de los perros. Mientras tanto, los irá “distribuyendo a refugios especiales” de personas que trabajan con organizaciones no gubernamentales (ONG) que los recibirán hasta que la justicia determine su futuro, según Clarín de Argentina.

Los denunciantes afirmaron que los perros que compraban estaban enfermos con moquillo o parvovirus. Incluso, una de las perritas murió 18 días después de llegar a su nuevo hogar, en donde sufrió numerosas convulsiones por una afección neurológica.

Vía : Caraota Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *