Un nuevo test de glucosa también podría calcular la inmunidad contra el Covid-19

Un nuevo test de glucosa también podría calcular la inmunidad contra el Covid-19

Los test de autodetección de COVID-19 de venta libre pueden identificar rápidamente la infección con SARS-CoV-2, sin embargo aún no existe un test casero equivalente para evaluar cuánto tiempo una persona está protegida contra la reinfección.

Ahora, investigadores de la Universidad Jonhns Hopkins de los Estados Unidos desarrollaron una prueba simple y precisa basada en un medidor de glucosa que incorpora una nueva proteína de fusión, con el objetivo que algún día, a mediano plazo, las personas puedan monitorear sus propios niveles de anticuerpos contra el SARS-CoV-2. Los resultados de la investigación se publicaron en el Journal of the American Chemical Society.

Las vacunas contra el SARS-CoV-2 y la infección por el coronavirus pueden proteger contra futuras infecciones por un tiempo, pero no está claro exactamente cuánto dura esa protección.

Un buen indicador de la protección inmunológica es el nivel de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 de una persona, pero la medición considerada “estándar de oro”, el ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA), requiere equipos costosos y técnicos especializados.

Los investigadores resaltaron en su documento que “los diagnósticos rápidos que informan con precisión sobre el riesgo y la protección de la enfermedad son fundamentales para mitigar la propagación de la pandemia actual de COVID-19 y los futuros brotes de enfermedades infecciosas. Para ser efectivos, esos test deben basarse en equipos simples, rentables, ampliamente disponibles para el público y deben ser compatibles con la infraestructura de salud”.

“Los glucómetros comerciales son una tecnología de detección establecida que puede superar los requisitos de costo, tiempo y personal capacitado de los actuales ensayos de serología de anticuerpos cuando se combinan con moléculas indicadoras que catalizan la conversión de glucosa”, subrayaron los científicos.

Los investigadores adaptaron estos dispositivos para detectar otras moléculas objetivo, acoplando la detección con la producción de glucosa. Por ejemplo, si un anticuerpo de detección en la prueba se une a un anticuerpo en la sangre de un paciente, se produce una reacción que produce glucosa, algo que el dispositivo detecta muy bien.

Para eso, diseñaron y produjeron una nueva proteína de fusión que contiene invertasa y un anticuerpo de ratón que se une a los anticuerpos de inmunoglobulina humana (IgG).

Demostraron que la proteína de fusión se unía a las IgG humanas y producía con éxito glucosa a partir de sacarosa. A continuación, el equipo hizo tiras reactivas con la proteína de pico SARS-CoV-2 en ellas. Cuando tomaron muestras de pacientes con COVID-19, los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 de los pacientes se unieron a la proteína de punta. Agregar la proteína de fusión invertasa/IgG, luego sacarosa, condujo a la producción de glucosa, que podía detectarse con un medidor de glucosa.

Validaron la prueba realizando el análisis con medidores de glucosa en una variedad de muestras de pacientes y encontraron que el nuevo ensayo funcionó tan bien como cuatro pruebas ELISA diferentes.

Los científicos señalaron que esperan que “el método también se puede adaptar para detectar variantes del SARS-CoV-2 y otras enfermedades infecciosas”.

Medir la inmunidad

Como anticipó recientemente Infobae, se conoció el desarrollo de un test que podrá brindar datos precisos sobre la inmunidad contra el coronavirus en 24 horas. La prueba desarrollada por investigadores de la Escuela de Medicina de Mount Sinai (Estados Unidos), junto a científicos de Singapur, Italia, Reino Unido y España, demorará sólo un día en otorgar información sobre el nivel de inmunidad que se tiene frente al SARS-CoV-2, el virus responsable del COVID-19.

“Se necesitan métodos rápidos y de alto rendimiento para medir el nivel y la duración de las respuestas inmunitarias”, afirmaron los expertos en el estudio publicado en la revista Nature Biotechnology. El test fue licenciado por la empresa de biotecnología Hyris (en Reino Unido) y ya se usa en Europa.

“La falta de métodos de diagnóstico rápidos, fáciles de usar, accesibles, escalables y precisos para cuantificar la inmunidad celular impide realizar grandes estudios de población, lo que afecta las estrategias de vacunación a largo plazo y las respuestas de salud pública a las pandemias, como la causada por el SARS-CoV- 2?, señalaron los científicos al advertir las razones que los llevaron a realizar este nuevo test diagnóstico.

Por Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *