El soltero gay que adoptó a una niña con síndrome de Down que rechazaron 30 familias: “No soy un héroe. Tuve suerte”

El soltero gay que adoptó a una niña con síndrome de Down que rechazaron 30 familias: “No soy un héroe. Tuve suerte”

El italiano Luca Trapanese es un soltero gay que en julio de 2017 adoptó a Alba, una niña con síndrome de Down que había sido rechazada por 30 familias antes.

Lo de Alba y Luca es una historia de amor. «Tuve suerte y no digan, por favor, que soy un héroe. Ella tenía 13 días y yo 40, ella es Down y lo sabía, al fin y al cabo fui claro con las autoridades: soy soltero, gay y quiero acoger a un niño o niña discapacitado. Aquí estamos, cuatro años después, Alba es mi hija, todo es hermoso, todo es muy complicado».

«No me gusta esconder cosas. Soy homosexual. Alba tiene síndrome de Down. A los ojos de muchos somos ‘los diferentes’.

Sobre la homosexualidad las cosas tal vez están cambiando, pero puedo decir con cierta confianza que la discapacidad sigue siendo aterradora. No es así para mí», explicaba Luca sobre su experiencia a la revista ‘IoDonna’ en 2018 cuando salió a la luz el libro ‘Nata per te’ (‘Nacida para ti’) donde contaba su experiencia como padre.

«Me dijeron que solo me darían niños con enfermedades, discapacidades severas o problemas de comportamiento, un niño que hubiera sido rechazado por todas las familias tradicionales. Yo estuve completamente de acuerdo. Gracias a mi experiencia personal, sabía que tenía los recursos necesarios para lidiar con los problemas que tuviera. En julio de 2017, me llamaron y me dijeron que tenían una niña para mí, su nombre era Alba y tenía 13 días. Tenía síndrome de Down. La madre la había abandonado al nacer y había sido rechazada por más de 20 familias. Cuando la tuve en mis brazos, me llené de júbilo. Sentí que era mi hija inmediatamente. Supe que estaba listo para ser su padre», relataba Luca.

«Es hija de un nacimiento anónimo y siempre le estaré agradecido a esa madre que la encomendó al Estado en lugar de dejarla en un basurero. Hay muchos niños con problemas que buscan una familia, es una lista especial, aunque esa nunca se acorta, por eso fundé ‘La casa di Matteo’, donde acogemos y apoyamos a los niños incluso con patologías muy graves», cuenta en la actualidad Luca al diario italiano ‘Repubblica’.

Hoy Trapanese es concejal de políticas sociales de Nápoles, ha adoptado a Alba, y su vida de dos (más un gato) se puede seguir en redes sociales, pero sobre todo se ha convertido en una serie de libros para niños. Se llama ‘Alba’ (Giunti Editore) y cuenta el mundo visto a través de los ojos de una niña especial.

«Suelo decir que es Alba quien me adoptó», explica Trapanese de su hija. «Mi vida con Alba es un concentrado de alegrías y también de dificultades. Es dulce, tierna, muchas veces se ofende pero también es muy alegre, con todos los problemas y fragilidades de las personas con síndrome de Down», explica Luca de la pequeña.

Sobre la razón que le ha llevado a crear los libros infantiles cuenta que lo hizo «un poco por mi orgullo de padre, ya que Alba es hermosa». Pero también quería mostrar «la discapacidad desde otro punto de vista, de la vida cotidiana, de la felicidad que puede existir en una condición diferente. La discapacidad surge de la ignorancia. Quienes rechazaron a Alba quizás no pudieron imaginar lo preciosa que es».

«Las personas con síndrome de Down a menudo se sienten hermosas. Se ven magníficas en el espejo. La mirada de los demás en cambio les devuelve una imagen diferente, más centrada en los defectos que en los méritos», apunta Trapanese sobre las dificultades a las que se enfrenta su hija. Sin embargo, remarca lo mucho positivo que obtiene de la paternidad: «Cada pequeño paso adelante de Alba es una conquista de esfuerzo y tenacidad. Juntos, nos divertimos mucho».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *