Un hombre que paseaba por un bosque se cruzó con un robot “perdido”

Un hombre que paseaba por un bosque se cruzó con un robot “perdido”

El domingo por la mañana se produjo en Inglaterra un encuentro entre humano y robot que puso en jaque a la ciencia ficción. El profesor Matthew McCormack se cruzó en una reserva natural con un “robot delivery” como si este fuera un transeúnte más.

“En mi paseo en bicicleta esta mañana vi un robot de reparto perdido en el bosque”, tuiteó McCormack, y tuvo alrededor de 250 mil “me gusta”. En la imagen que compartió se ve un aparatito blanco con luces y antenitas “andando” libre en medio del camino. ¿Qué estaba haciendo allí el robot?

Tras la viralización llegaron las respuestas. La lata de miles de dólares con la que se topó McCormack no estaba teniendo un rato de ocio: estaba trabajando. Luego se supo que era uno de los ejemplares de Northampton de la innovadora empresa Starship Technologies.

“Es un poco como de ciencia ficción, ¿no? Era como una especie de R2-D2, o algo así, simplemente deambulando”, dijo el profesor de la Universidad de Northampton a BuzzFeed News.

McCormack no escatimó en comparaciones cinéfilas. “Todo el mundo dice: ‘Oh, ya sabes, Pixar debería hacer una película’, o que es como WALL-E o algo así”, dijo, y opinó: “La gente realmente siente empatía con este robot”.

El falso RD-D2 andaba por la Reserva Natural Lings Wood porque estaba realizando una entrega de productos para la cadena de supermercados Co-op. Esto se lo confirmó a BuzzFeed Henry Harris-Burland, el vicepresidente de marketing de Starship.

“Agradecemos la preocupación de todos por nuestros robots de entrega, pero este robot no se ha perdido, está en una entrega a un cliente”, dijo Harris-Burland.

“Nuestros robots pueden atravesar una variedad de terrenos y tomar la ruta más segura y eficiente posible en cada una de las 10 000 a 15 000 entregas autónomas que realizan diariamente. En este caso, esa ruta resultó ser un camino pavimentado a través de un área boscosa en Northampton, Reino Unido”, completó el empresario.

A su vez, la cuenta oficial de Twitter de la marca aprovechó la promoción y respondió el tuit viral con una broma: “No estaba perdido, simplemente estaba en una aventura”.

Los robots delivery de Starship fueron lanzados en 2014 por los cofundadores de Skype, Ahti Heinla y Janus Friis, y operan en varias ciudades del mundo. La empresa tiene su sede comercial en San Francisco y su oficina de ingeniería en Estonia.

Según el sitio web oficial de Starship, sus robots hacen decenas de miles de entregas autónomas todos los días y “están revolucionando las entregas de alimentos y paquetes, ofreciendo a las personas nuevos servicios convenientes que mejoran la vida cotidiana”.

Sobre cómo funcionan los ejemplares, Starship aclara: “Son dispositivos autónomos avanzados que pueden transportar artículos en distancias cortas. Nuestra plataforma de entrega permite una nueva era de entrega instantánea que funciona según su horario a costos mucho más bajos. Los paquetes, comestibles y alimentos se entregan directamente desde las tiendas en el momento que el cliente lo solicita a través de una aplicación móvil. Una vez ordenado, todo el viaje y la ubicación de los robots se pueden monitorear en un teléfono”.

Los robots son seguros, afirman, porque se mueven “a la velocidad de un peatón y no pesan más de 100 libras”. Además, el baúl en donde llevan los productos se bloquea mecánicamente durante todo el viaje y solo el destinatario puede abrirlo con la aplicación del teléfono.

Los usuarios pueden realizar un seguimiento de la ubicación de los robots, saber exactamente la ubicación de los pedidos y recibir una notificación en el momento de la llegada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *