Consumo excesivo de aditivo usado en palomitas de maíz puede causar Alzheimer

Consumo excesivo de aditivo usado en palomitas de maíz puede causar Alzheimer

La relación de la enfermedad con el consumo excesivo del compuesto usado por la industria de alimentos para darle sabor y aroma de mantequilla a productos como las palomitas de maíz y algunos bizcochos fue constatada por investigadores del Instituto de Química de Sao Carlos (IQSC) de la USP.

El análisis del cerebro de los ratones que fueron sometidos durante 90 días seguidos a una dieta con palomitas de maíz para microondas permitió detectar alteraciones en proteínas cerebrales que están relacionadas al Alzheimer, al surgimiento de la demencia senil y hasta el cáncer, informó la USP en su portal de internet.

“De las 48 proteínas cerebrales que evaluamos tras la exposición de los animales al producto, 46 sufrieron algún tipo de modificación en su estructura debido al consumo prolongado del compuesto”, explicó Lucas Ximenes, investigador del IQSC y coordinador del estudio.

“También identificamos un aumento de la concentración de proteínas beta-amiloides, que normalmente son encontradas en pacientes con Alzheimer”, agregó el científico.

Los responsables por la investigación planean realizar en las próximas semanas nuevas pruebas con un número mayor de animales para verificar las conclusiones y ampliar el conocimiento sobre los resultados ya obtenidos.

“Es claro que comer esporádicamente ciertos alimentos no tiene problema. Pero, por más que consumamos ese producto, tenemos menor contacto con el diacetil que los trabajadores de la industria de alimentos que inhalan diariamente el compuesto en las fábricas”, aclaró Ximenes.

El compuesto es encontrado naturalmente en productos como cafés, cervezas, chocolates y leche, pero sus concentraciones son excesivamente mayores cuando se le utiliza como conservante o aditivo para dar sabor y aroma.

Pese a que el consumo de diacetil es aprobado por las agencias reguladoras, su exposición prolongada puede ser perjudicial a la salud, según han constatado otras investigaciones.

Un estudio divulgado en 2007 por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos, por ejemplo, relacionó una enfermedad pulmonar con el consumo excesivo del compuesto y su inhalación en las fábricas que lo utilizan.

Fuente : EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *