Dolor de oídos

Dolor de oídos

La intensidad del dolor de oído puede variar desde muy leve a muy intenso, dependiendo principalmente del factor causante. Existen enfermedades no relacionadas directamente con el oído pero que, al alcanzar un punto álgido, afectan a este órgano y causan el dolor.

Causas del dolor de oído

Ya que el dolor de oído se puede originar por condiciones y enfermedades sin relación directa al órgano, existen una amplia cantidad de potenciales causas. Sin embargo, debemos comenzar con una enfermedad del oído que siempre causa malestar: la otitis.

Dolor de oído provocado por una otitis

La otitis es una inflamación que, dependiendo de su tipo, se puede dar en el oído medio o externo. Las causas detrás de dicha inflamación pueden ser un resfriado común que se ha desarrollado hasta infectar los tejidos del oído, bacterias u hongos cuando existe una higiene pésima y heridas infringidas con bastoncillos de algodón u objetos punzantes.

Otras causas que pueden provocar dolor de oído

Además de la otitis, encontramos que el dolor de oído también puede ser causado por:

  • Múltiples tipos de alergias.
  • Episodios prolongados de tos severa.
  • Múltiples enfermedades de los dientes y mandíbula.
  • Inflamación o cierre de la trompa de Eustaquio.
  • Obstrucción del canal auditivo por agua, objetos extraños o cerumen.
  • Herpes zóster.
  • Inflamación de la glándula parótida a causa de paperas.
  • Lesiones del tímpano.
  • Congelación del pabellón auricular a muy bajas temperaturas.
  • Condiciones cancerosas en órganos cercanos.
  • Cambios drásticos de la presión atmosférica.

En la mayoría de los casos, el dolor de oídos es un síntoma útil para detectar una serie de enfermedades. Sin embargo, sin la asistencia de un otorrino especialista, es casi imposible hacer un diagnóstico adecuado, debido al gran abanico de posibilidades que existen.

Fuente : EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *