La tradición surcoreana que inspiró “El juego del calamar”, la serie que arrasa en Netflix

La tradición surcoreana que inspiró “El juego del calamar”, la serie que arrasa en Netflix

Ante la magnitud del catálogo de Netflix, el boca a boca es la mejor estrategia para encontrar la serie del momento cuando las propuestas abundan. Explorar las tendencias nunca falla y, en las últimas semanas, ‘El juego del calamar‘ está siendo la elección predominante para muchos usuarios que, a través de este drama distópico, han entrado de lleno en el complejo e interesante mundo de la ficción coreana, cada vez más presente en la compañía de la N roja.

El juego del calamar’ es una serie surcoreana que narra la historia de un grupo de personas con problemas económicos que decide involucrarse en un misterioso juego de supervivencia en el que el ganador se llevará una suculenta suma de dinero. El título de la ficción procede de un juego tradicional coreano [denominado ‘Squid Game’] consistente en que un atacante y un defensor deben enfrentarse y dibujar en el suelo diferentes formas geométricas —un cuadrado, un triángulo y un círculo — que, juntas, formarán la figura de un calamar. Si un atacante logra superar al defensor y pisar la cabeza del calamar, ganará el juego. El perdedor, por el contrario, será asesinado.

os participantes de ‘El juego del calamar’ se enfrentarán a seis desafíos diferentes, todos basados en juegos infantiles coreanos que se popularizaron en la década de los 70, como ‘Luz roja, luz verde’, una especie de ‘escondite inglés’ en el que los jugadores solo pueden avanzar cuando se enciende la luz verde y serán eliminados si alguien les sorprende moviéndose cuando la bombilla roja está activa. Los concursantes también participarán en ‘El hombre del panal’, consistente en separar la figura central de una galleta sin romperla, una prueba de habilidad muy común en algunas escuelas surcoreanas.

El juego del calamar’, de nueve episiodios, es una serie escrita y dirigida por el director coreano Hwang Dong-hyuk (‘Mi padre’, ‘El crisol’), que afirmó haberse inspirado en la novela ‘Battle Royale’ y en el manga ‘Alice in Borderland’ para dar forma a esta sádica producción distópica que engancha desde el primer capítulo. La idea de la ficción llevaba diez años en la mente de Hwang Dong-hyuk, que siempre pensó que combinar el terror con los juegos infantiles era «una ironía muy sorprendente». Debido a problemas de presupuesto, el director coreano frenó en varias ocasiones la producción de la serie hasta que Netflix se percató del potencial de la historia e invirtió en ella con gran resultado.

‘El juego del calamar’, de hecho, se ha convertido en uno de los mayores éxitos de Netflix, tanto es así que incluso Ted Sarandos, CEO de la compañía, expresó su satisfacción por los buenos datos de la producción de Hwang Dong-hyuk. «Hay un show en Netflix en este momento que es el número uno en el mundo y se llama ‘El juego del calamar’. Definitivamente será nuestra mayor serie en un idioma diferente al inglés en el mundo, sin duda. Existen muchas posibilidades de que sea nuestro espectáculo más grande de todos los tiempos», llegó a decir el directivo a los medios. El ‘boom’ abrirá aún más el camino al triunfo de la ficción coreana, de la que Netflix ya tiene buenos ejemplos, como ‘Sweet Home’, ‘Extra curricular’ o ‘Kingdom’.

Por abc.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *