La edad biológica y los biomarcadores ¿retrasar el envejecimiento?

La edad biológica y los biomarcadores ¿retrasar el envejecimiento?

Hay tres tipos de edad: la cronológica, la biológica y la psicológica. La edad cronológica es la que contamos desde el día y año de nuestro nacimiento y no se puede revertir, aunque si mentir acerca de ella, lo cual obviamente no va a hacer que cambien en lo absoluto. Por el contrario podemos actuar para modificar las otras dos porque son más flexibles. En el caso de la edad biológica; es decir, cuán viejo está realmente tu organismo, podemos incidir sobre los llamados marcadores biológicos del envejecimiento.

¿Qué son los marcadores biológicos del envejecimiento?

Son Los biomarcadores son signos o indicadores físicos, químicos o morfológicos que pueden son susceptible de ser medidos y algunos detectados a simple vista o con pequeñas pruebas: grasa corporal, masa muscular, densidad ósea, niveles de colesterol y triglicéridos, umbral visual, umbral auditivo, tolerancia a la glucosa, fuerza muscular, capacidad aeróbica, niveles hormonales, regulación de la temperatura, espesor de la piellos cuales una vez obtenidos son contrastados con tablas estándar que permiten conocer si los tenemos en los niveles considerados normales. Todos los marcadores pueden ser medidos científicamente, y en caso que se encuentre fuera de los rangos normales, podemos llevarlos a los valores considerados normales para la edad cronológica que tengamos, y lo más sorprendente es que también es posible alcanzar valores de los que corresponden a grupos un poco más jóvenes.

¿Lo podemos lograr?

La respuesta es SI, es posible.  Lo primero es cambiar el cliché de que a medida que cumplimos años vamos deteriorándonos con la misma rapidez que pasan los años, lo cual tiene que ver con la edad psicológica. Por supuesto no se trata de tener 40 años y pretender parecer adolescente. Pero si podemos aspirar a “Estar, Sentirnos y Vernos” con hasta 10 años menos de lo que realmente tengamos.  También es hacer del “espíritu joven” y las ganas de vivir un modo de vida, esto es: apertura, alegría, buen carácter. Pero ¡Ojo!, no se trata de comportarnos (actuar, vestirnos, hablar, etc.) como “chamitos”, porque esto sería ridiculez.

En el caso concreto de los biomarcadores, debemos considerar nuestro cuerpo como una máquina que funciona holísticamente. De manera que un cambio en uno de esos marcadores de envejecimiento actúa mejorando los otros significativamente.  Por ejemplo: al aumentar la masa muscular aumentará la densidad ósea y ambos coadyuvan a bajar la grasa corporal. Al bajar la grasa corporal disminuirán los niveles de colesterol y triglicéridos y al disminuir estos, bajará la grasa corporal y en consecuencia el peso corporal.

Algunos consejos para mejorar tus biomarcadores

Algunos consejos para mejorar tus marcadores biológicos —sobre varios de ellos he escrito en artículos anteriores:

1) Control médico periódico y medicamentos ahí donde nos puedan ayudar.

2) Ejercicio físico sistemático (de tres a cinco días a las semana), el cual debe incluir: los de tipo aeróbico como trotar caminar; los de tipo anaeróbicos mediante el uso de pesas o de ligas ejercitadoras que te ayudarán a aumentar masa y tonicidad muscular y a desarrollar fuerza; y los de estiramiento para mejorar y mantener la flexibilidad como el yoga y el tai-chi

3) Alimentación sana.

4) Consumo de complementos nutricionales antioxidantes especialmente: vitaminas A, E y betacaroteno, y calcio para los de más de 40 años.

5)  Eliminar las toxinas de tu vida.

6) Amar y amarse.

7) Dormir lo suficiente.

8) Meditar dos veces al día.

9) Practica un hobby.

Fuente : Aracelis Tortolero

Total Page Visits: 250 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta

Your email address will not be published.