La Estatua de La Libertad y sus secretos más recónditos

La Estatua de La Libertad y sus secretos más recónditos

La gran dama de la ciudad de Nueva York, aquella que conocemos como ” La Estatua de la libertad”, tiene datos curiosos a lo largo de sus 134 años.

Ella tiene un nombre artístico, ¿quién lo imaginaria? Pero sí, su encantador nombre expresa la luz del universo “la Libertad iluminando al mundo“.

¡Señores! Analicemos un poco sus deslumbrante aspecto: No tiene una corona, son destellos de luz que salen de su cabeza y le permiten, efectivamente, iluminar el mundo.

Este monumento histórico fue construido con una cubierta  de cobre por lo que tenía una pigmentación rojiza que representa la sangre y la naturaleza., con el paso del tiempo ha sufrido un debilitamiento, o en palabras muy criollas, “se le cayó la color” A ese característico aquamarine con el que todos la conocemos hoy.

Vale destacar, que en 1886 año de su inauguración, era la estructura de metal más alta del mundo. Esa hermosa dama, aunque no lo imaginabas, es mujer, su cintura mide 11 metros y su calzado, equivale a 879 (!) “tremendo pie”.

Desde su punto más alto se puede disfrutar de una hermosa vista, pero debe superar un gran reto, el cual consta de subir 377 escalones.

Según las lenguas afirman que el escultor, Auguste Bartholdi, se inspiró en los rasgos de su madre, Charlotte,  para crear los rasgos de la obra.

Fue un regalo de Francia a Estados Unidos, el obsequio afirma la alianza de los dos países durante la Revolución americana en el Centenario de su Independencia.  El Marqués de Lafayette “héroe de ambos mundos”, ayudó a los americanos a conquistar su libertad y por ello es reconocido como una de las grandes figuras de la Independencia americana. Hoy la estatua se ha convertido en un símbolo de libertad, justicia y democracia además de ser Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1984.

Originalmente llegó a la Gran Manzana en barco, que por cierto casi se hundía y fue desmontada en 300 piezas que fueron empaquetadas en 214 cajas.

La escultura se utilizó como un faro entre 1886 y 1906, guió a los barcos en la entrada del Puerto de Nueva York sin embargo, la potencia de luz no era suficiente para poder indicar correctamente el camino a las embarcaciones.

Tristemente  la antorcha no es la original, a la cual se podía acceder hasta 1.916 cuando el atentado del “Black Tom” causó daño en la propia estructura de la estatua así como en la pierna y parte del ropaje; dicen que la explosión fue equivalente a un terremoto de 5,5 en la escala de Richter y se llegó a sentir el temblor en Filadelfia. En 1984 se decidió reemplazar la antorcha original, que se encuentra conservada en la entrada del monumento, por una nueva tea más brillante y cubierta de pan de oro de 24 quilates.

Noticiero científico cultural iberoamericano

Al verla parece que este posando para la posteridad, pero si nos fijamos en sus pies se denota que su pie derecho está adelantado y pisa unas cadenas que simbolizan las esclavitud de los pueblos y de las ideas. Vale recordar que en Estados Unidos la esclavitud fue abolida en 1.863 y la segregación racial existió hasta 1.965 “del dicho al hecho hay un gran trecho”…

Increíblemente la estructura se mueve cuando la fuerza de los vientos supera los 80 km/h, el cuerpo de la estatua se puede desplazar   hasta 8 cm, sin embargo es más evidente con la antorcha que llegar a moverse hasta 12 cm con los vientos más fuertes.

¡CUIDADO! 

Se calcula que los rayos de las tormentas le alcanzan más de 600 veces al año, ha pasado por momentos muy difíciles en su vida.

Otro dato importante es que el libro que sostiene la estatua en la mano izquierda  representa la fecha de la Independencia americana , el 4 de julio de 1.776.

Cortesía

En un principio quisieron que la estatua se instalaría en Central Park pero se decidió rápidamente establecerla en Liberty Island para que así fuese lo primero que vieran los emigrantes al llegar como símbolo de libertad por fin alcanzada.

Fuente :https://www.lapatilla.com/2020/10/28/la-estatua-de-la-libertad-y-sus-secretos-mas-reconditos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.