La Parranda de San Pedro

La Parranda de San Pedro

El Instituto del Patrimonio Cultural, IPC, registra que la Parranda de San Pedro de Guatire nace de la relación que existe entre las imágenes de San Pedro Claver y San Pedro Apóstol.

Se dice que San Pedro Claver fue un misionero jesuita, que durante el siglo XVII dedicó parte de su vida a la evangelización de los negros en Cartagena de Indias, en Colombia. Un día ocurrió una epidemia de viruela.

La comunidad no disponía de los recursos para combatirla, hubo muchos muertos, aun así el jesuita trabajó y ayudó a muchas personas.

En 1747 fue beatificado por el papa Benedicto XIV, más tarde por León XIII, quien lo llamó Apóstol de los Negros. Las noticias llegaron a todos los poblados incluyendo el valle de Santa Cruz de Pacairigua, también llamado Guatire, lugar donde vivía María Ignacia. Hubo una confusión y ella hizo una promesa a San Pedro. A cambio, de la promesa cumplida, ella cantaría y bailaría por las calles para pagarla, pero la imagen que aparecía en el altar era San Pedro Apóstol, discípulo de Cristo, y a ese último le fue atribuido el milagro de curación hecho a su hija Rosa Ignacia.

Antes de morir María Ignacia encomendó la tradición a su esposo, quien terminó de pagar la promesa vistiéndose de mujer. Desde entonces los guariteños celebran la Parranda de San Pedro, sin que el otro San Pedro Claver se sienta molesto, porque se hace el 29 de junio y no el 9 de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *